Blog

4 tradiciones mediterráneas que mejoran nuestra calidad de vida

By 13 noviembre, 2014 No Comments

Nuestras conductas y hábitos, incluso nuestro lenguaje, son el resultado de todas las generaciones que nos preceden. Básicamente, somos lo que hemos ido aprendiendo de padres a hijos. Nuestra cultura mediterránea está reconocida como una de las que más apuesta por la calidad de vida. Te contamos cuatro tradiciones que nos caracterizan. ¡En Velarte las practicamos todas! ¿Cuántas de ellas disfrutas tú?

1. La siesta. Es una tradición monástica, que invitaba a la quietud y al silencio durante la hora sexta, del latín: principio de la tarde. Somos envidiados y copiados internacionalmente por esta práctica que contrarresta el estrés, favorece la concentración y estimula el pensamiento creativo. Además, ¡sienta fenomenal!

2. Las tapas. Una de las teorías sobre el origen de esta costumbre se remonta a la época de los Reyes Católicos en la que pedían una loncha de jamón o un trozo de pan para cubrir el vaso de vino y evitar que insectos o polvo cayesen en la bebida. Hoy en día, compartir momentos en compañía, con una buena tapa, es una de las características más representativas de nuestro carácter mediterráneo.

3. La dieta mediterránea. Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, declarada por la UNESCO. Éste es uno de los mayores legados otorgados por todas las culturas que han pasado por nuestras tierras. Una mezcla de ingredientes que constituyen, no sólo una gastronomía exquisita, sino también una de las más saludables. Por eso, nuestras rosquilletas Velarte, con ingredientes como los cereales, el aceite, el tomate… típicos de la dieta mediterránea, son tan tradicionales y tienen tanto sabor.

4. Bañarse en el mar y pasear por la playa. Darte un chapuzón o hacer una buena caminata mojándote los pies es una sanísima costumbre ancestral y un privilegio de todos los que nos consideramos mediterráneos. Porque ser mediterráneo no es vivir en la costa mediterránea, es sentirse parte de una cultura llena de vida.

Y tú, ¿Practicas nuestras tradiciones?