Blog

Alimentos made in Primavera

By 4 mayo, 2015 No Comments

Si hay algo realmente aburrido, eso es una nevera o una despensa que no cambia de productos durante el año. Igual que tu armario va renovándose en cada estación para estar siempre a la moda, la naturaleza nos trae lo que llamamos alimentos de temporada.

¿A que no sueles comer mucha sandía en invierno?¿Y a que tampoco te hinchas a setas en verano? Pues la primavera no iba a ser menos. Te presentamos los alimentos ideales para que disfrutes de una dieta equilibrada, sabrosa, económica y a la última.

Verde, que te quiero verde.

Con la llegada del calor, las ensaladas empiezan a ser un plato más recurrente. Lo que muchos no saben es la cantidad de combinaciones de ingredientes que tenemos al alcance de nuestra mano. El apio y el espárrago se pueden hacerse muy amigos de la lechuga, ya lo verás. Por no olvidarnos de las alcachofas, las espinacas o la berenjena, ideales para acompañar miles de platos.

Disfruta la fruta

Y si hablamos de fruta, veréis que los puestos de los mercados se han teñido de rojo para dar paso a uno de los mayores placeres de la vida: las fresas. Fresas, fresones, frambuesas o cerezas, ahora ya sabes el color que combina perfectamente con la primavera. Y sigue disfrutando del postre con los nísperos, plátanos, manzanas o piñas, que en esta época están de categoría.

Hay vida más allá del pollo.

Y para llevar una dieta bien proporcionada no podemos dejar de lado ni la carne ni el pescado. La carne de ave se puede convertir en un plato riquísimo para esta época, como puede ser el pavo, la codorniz, el capón, la oca o el ganso. ¡Buenísimo y con muchas proteínas!

Pri-MAR-vera

Perdonadnos por el juego de palabras, pero es que no podíamos evitar hablar de la cantidad de producto fresquísimo que llega del mar con la primavera. Una vez se va el frío, en los mejores platos no puede faltar el atún o bonito, el bacalao, la merluza ni los calamares. Y si nos queremos dar un pequeño capricho, las gambas o el centollo harán que nos chupemos los dedos.

Ahora ya sabes cómo poner tu despensa a la última moda. ¡Saborea la primavera!