Blog

Cómo comer sano, y sin dejar de disfrutar en Navidad

By 12 diciembre, 2018 agosto 21st, 2019 No Comments

¿Quién dijo que no se puede comer sano durante estas fiestas? Llega la Navidad y con ella llegan los regalos, los buenos deseos y propósitos, pero también las cenas de empresa, los encuentros con amigos y las reuniones familiares. Y a todo este ambientazo y alegría les acompañan los dulces, los salados las comidas de 3 horas sin descanso…porque todo está bueno y total, es Navidad. Y por supuesto, el punto y final lo ponemos con un buen roscón. No vaya a ser que en estas semanas nos quedemos con algo de hambre.

Y con la excusa de “es Navidad”, léase: “aquí hemos venido a disfrutar y si hay que desabrochar el botón, se desabrocha”, comemos en exceso y llegan los empachos, las molestias digestivas y esos kilitos de más, que subiendo la cuesta de enero se bajan pero que, en realidad, podemos evitar. Y tu cuerpo y salud digestiva te lo agradecerán.

¿Cómo comer sano en Navidad? Tranquilidad, la respuesta no es estando a dieta, es mucho mejor. Solo necesitas seguir estos pequeños trucos:

Disfruta de los tuyos y mantén una buena conversación con ellos mientras comes. Vale, con la boca llena no se habla. Pero sí que es verdad que podemos hablar y escuchar. Y hablar con los tuyos te ayudará a comer más despacio y a tener una buena digestión, así como sensación de saciedad con menos cantidad de comida. Ponerte al día con los más quieres es bueno para el cuerpo y el alma.

Aprovecha para comer marisco. Se trata de una de las comidas más saludables de la Navidad. Son una fuente muy sana de proteínas y de ácidos grasos Omega 3 y además, es unos de los platos más ligeros que podemos encontrar en estas fechas.

Los dulces en su dulce medida. La Navidad es dulce, es turrón, chocolate, crema, bombones… y no hay porque evitarlos, además es imposible. Pero, si podemos plantearnos comer una cantidad justa, dos o tres trocitos de turrón es una medida diaria que nuestro cuerpo puede soportar y así, no dejamos de endulzar la Navidad. Además, podemos preparar dulces de frutas, añadir arándanos u otros alimentos antioxidantes que combinan muy bien con el dulce y compensan.

Brindar también tiene truco. Por la familia, por los amigos, por los y las compañeras de trabajo, por los regalos, porque hace 1 año que nos veíamos, porque nos vimos ayer… La Navidad es sinónimo de celebración y si celebramos, brindamos. Y el truco es simple y es que el vino y el champán tienen menos calorías que otras bebidas alcohólicas. Y además, el vino tinto tiene menos azúcar que el blanco. Puedes rebajar tus bebidas con agua con gas: evitarás la resaca y reducirás calorías.

Bebe agua. Beber 8 vasos de agua al día es muy sano para todos los días del año. Y en Navidad beber más agua te ayudará a sentir menos cansancio y mejorar tu salud digestiva. Además, controlará las ganas impulsivas de comer.

Mantén tu rutina en la medida de lo posible. Si te gusta picar algo entre horas, como unos palitos de pan de Velarte, sigue haciéndolo y llegarás a las comidas con el estómago lleno, el corazón contento y sin necesidad de atiborrarte. Si cada día tomas una pieza de fruta, sigue haciéndolo. La Navidad puede disfrutarse sin poner nuestros hábitos de vida patas arriba.

Con estos trucos ya estás preparado para saborear la Navidad. Y desde Velarte queremos desearte lo mejor en estas fechas y en el 2019 que vendrá.

¡Feliz Navidad!