Blog

Cómo preparar a los más pequeños para la vuelta al cole

By 3 septiembre, 2015 No Comments

Tic-tac, tic-tac, … Los días empiezan a ser más cortos, por las noches empieza a refrescar, ya no hay tanto sitio para aparcar debajo de casa y los niños tienen que volver al cole. Esto es lo que tiene el verano cuando se acaba.

Y los niños se lo pueden tomar de dos maneras. Como una auténtica tragedia griega o como una oportunidad de seguir creciendo y vivir un montón de experiencias nuevas. Y para evitar lloros y pataletas el primer día de clases, os vamos a dar algunos consejos para que esa vuelta a la rutina infantil no sea tan dura.

Los niños se fijan en los mayores, así que aconsejamos evitar las actitudes negativas una vez se nos acaban las vacaciones y tenemos que volver al trabajo. “Buff, qué pereza” o “no quiero volver a trabajar” son cosas que los niños oyen en casa y luego pueden aplicar a su vuelta al cole.

Practica la pretemporada escolar. Al igual que los deportistas, trata de acostumbrarles a la rutina que van a volver a seguir en cuanto empiecen las clases. Intenta que se levanten un poco antes, adelanta los horarios de comida e implícales en algunas tareas del hogar. Ah, y no te olvides de enseñarles la importancia del almuerzo y la merienda para crecer fuertes y comer sano.

Compra el material escolar con ellos. No está de más que, dentro de lo posible, los más pequeños puedan elegir los colores de sus libretas, la forma del bolígrafo o lápiz que van a usar, la mochila o estuche nuevo… Así, además, serán consciente de que el material escolar no es gratis y aprenderán a valorarlo y cuidarlo mejor.

Háblales de todo lo bueno que van a volver a vivir. No todo son madrugones y exámenes. Volver al colegio es volver a ver a un montón de amigos, a jugar en el recreo, a su asignatura favorita, a deportes y clases extraescolares que le encantan…

En definitiva, se trata de que la vuelta a la rutina sea lo menos dura posible. Y para eso es necesario una buena motivación y mucho apoyo desde casa. Acuérdate de todos tus primeros días de clase cuando eras pequeño, ¿a que lo darías todo por volver a estrenar mochila?