Carrito

Blog

Este diciembre, mejora tu vida sin salir de casa

By 1 diciembre, 2020febrero 8th, 2021No Comments

Mantenerse calentit@ en diciembre, ese es el objetivo de los meses más fríos del año. Y si bien es verdad que en España tenemos un invierno bastante agradable, comparado con otros países más nórdicos, las buenas costumbres nos las adueñamos pronto. Por eso, hoy te contamos la historia, paredes adentro, en la que Velarte mejoró la vida de una persona. Esta persona era el primo de una amiga, que tiene un cuñado que le contó lo que le pasó a su colega… llamémoslo señor Z (Mr. Z para los amigos). Y es que resulta que Mr. Z ¡hizo clic!

¿Quién es Mr. Z?

Él compartía silla con un gatito muy suave, mientras teletrabajaba; y vida, con dos nenes terremotos y una mujer que tampoco paraba mucho. El día a día les iba bien, pero todos sabían que se podía mejorar ¡y mucho! ¿Sabes cómo lo consiguió? ¡Con un clic! Naaah, con un clic y un poco de voluntad e imaginación, claro. Somos buenos, pero algo tuvo que poner de su parte. Seguimos la historia…

El poder de un clic

Por lo visto, Mr. Z se estaba relajando mucho con eso del teletrabajo y, ya sabes: chándal todo el día, mezclaba las reuniones del jefe con las del cole de sus hijos, lo mismo comía en la mesa que en el sofá por no desmantelar la “oficina que se había montado en el comedor…”. ¿te suena la historia?

En fin, un día decidió poner un poco de orden en su vida y dar un cambio. Y todo lo consiguió, con el famoso clic. ¡Ahí es donde entramos nosotros en la historia! Resulta que Mr. Z hizo un pedido de Velarte en la tienda online. Así, sin pensárselo dos veces, desde el sofá y con el móvil. Vamos, con un dedito.

Y a partir de ahí, su vida dio un giro de 180º. ¿Qué pasa, tú nunca has sentido el clic? 😛

Micro momentos

Desde ese instante, nuestro misterioso Mr. Z puso en su día a día lo que hoy tiene el nombre de “los MERECIDOS MICRO DESCANSOS”. ¿Qué en qué consiste? Pues en parar, respirar y concederse mini espacios. Y empezó a premiarse con lo bueno de la vida en pequeñas dosis.

¿Cómo lo hizo?

Un día, sorprendió a su chica con un almuerzo inesperado en el solecito del balcón. Se puso unos jeans, cortó unas cuñitas de queso, un vinito, y como no, unas Velarte. Como ya las tenía, no tuvo ni que perder tiempo en bajar a comprarlas. Antes de las 11.30 ya estaba de vuelta resolviendo informes. ¡Triunfazo!

El sábado, se puso a cocinar con sus hijos e hicieron una fondue de chocolate. Derritieron unas tabletas y como no, metieron las Velarte de chocolate, excepto Mr. Z, que le encanta mezclar dulce y salado y se lanzó con los palitos de frutos secos. Delicioso…

Y otro buen instante, después de organizar la habitación de los trastos y hacerla acogedora para trabajar allí, decidió premiarse en uno de sus ratos de soledad con su serie favorita y no compartir con nadie más las Artesanas de pipas, que le chiflan… Solo se apuntó su gato, que se le acurrucó en la espalda para darle calorcito. ¡Uno de los mejores momentos del día!

¿Te animas a dar un cambio como Mr. Z?

Y así, ratito a ratito, a lo largo de la semana fue juntando momentos que saben a lo que más le gusta. Y lo mejor de todo, es que no tuvo que hacer nada extraordinario. De hecho, el cambio empezó en el interior… de su casa. ¿Qué pasa, demasiado idílica la historia de Mr. Z? Pues prueba a hacer el clic 😉 Ya verás si mejora o no mejora tu día. Nosotros ya lo hemos hecho y nada como dar el salto desde dentro, calentitos. ¿O es que unas buenas Velarte no te mejorarían este momento?