Blog

Las ventajas de ser tío de tu sobrino

By 7 agosto, 2015 No Comments

*Este artículo está escrito desde la experiencia de alguien que todavía no ha tenido hijos, por lo cual no puede comparar la genialidad de ser tío con la aventura de ser padre.

Lo más parecido, pero a la vez, lo más alejado al hecho de ser padre, es ser tío o tía de tu sobrino o sobrina. Se trata de un montón de sensaciones encontradas en las que por un lado quieres educar a esa criatura, pero por el otro, no puedes negarte a concederle todos los caprichos que te pide.

Reza el dicho que los padres están para educar y los abuelos (y también los tíos) para malcriar. Y es que es verdad. Ese nuevo miembro de tu familia se convierte en una mezcla entre tu hermano pequeño y tu primogénito. Juegas con él y le tomas el pelo muy a menudo, pero por otro lado cuidas porque siempre esté bien y no le falte de nada.

Te gusta que vaya a tu casa a comer, porque así, sin sus padres delante, puedes darle todas esas cosas que a ellos no les hacen mucha gracia: pizza, ganchitos, helado… Pero por otro lado sientes la necesidad de enseñarle que hay que comérselo todo y que no puede dejar nada en el plato. Ironías de la vida.

¿Que sus padres no quieren comprarle ese juguete que tanto desea entre lágrimas y mocos? Pues para eso estás tú, para comprárselo y regalárselo a escondidas. Sin ticket regalo, para que sus padres no puedan devolver esa felicidad inmensa.

Llama a casa de sus padres, pero no para hablar con ellos, sino con el pequeño o pequeña. Haz planes con él y regálale experiencias nuevas. No es necesario el juguete más caro del mercado; con una excursión o un partido de baloncesto puedes hacerle pasar momentos inolvidables.

Conviértete en su confidente. Escúchale y apóyale, pero también aconséjale y trata de corregirle cuando creas que no lo está haciendo bien. Con el tiempo, esa relación se convertirá en confianza y tú en un referente. Él te pedirá que no te chives a sus padres y tú que no lo vuelva a repetir. Y todos contentos.

En definitiva, tienes la oportunidad de convertirte en el tío guay de la persona más guay que conoces.