Blog

Un respiro para los alérgicos

By 17 abril, 2015 No Comments

¿Sufres algún tipo de alergia alimentaria y te sale un sarpullido solo de pensar en ciertas comidas? ¿Afecta esto a tus hábitos sociales? ¿Te gustaría poder comer de todo?

Hasta ahora, padecer una alergia alimentaria era sinónimo de eliminar de tus papilas gustativas, de tu contacto, o incluso de tu sensible pituitaria, ese alimento que había decidido atacarte sin piedad. Ahora se contempla la posibilidad de una tregua. Una alternativa que podría hacer reinar la paz entre nosotros y esas sustancias que deseamos consumir y que nuestro cuerpo rechaza.

Según un artículo del ABC salud sobre el estudio publicado por «The New England Journal of Medicine» se contempla que algunas alergias alimentarias podrían reducirse ingiriendo el alimento alérgeno en cuestión, desde edad temprana.

Investigadores del King’s College de Londres  realizaron un estudio con cacahuetes en el que muchos niños potencialmente propensos a padecer alergia a estos frutos secos, mejoraban los síntomas tras haber estado ingiriendo las proteínas del maní durante cinco años, empezando en edad lactante.

Aún no se ha podido demostrar que los resultados sean cien por cien concluyentes. Si algún día llegara a probarse la certeza de esta teoría, la prevención de las alergias tendría un antes y un después en nuestras vidas. Y tal vez, en lugar de alejarnos de ciertas sustancias y hábitos asociados a ellas, podríamos replantearnos una relación diferente, sana y sostenible.

Lo que más nos gusta de este artículo no es sólo la posibilidad de que los futuros alérgicos tengan nuevas oportunidades de degustar sus alimentos prohibidos y que puedan ampliar así su percepción sensitiva del mundo. Nos encanta que, una vez más, el ser humano se cuestione sus propios límites y encuentre posibles caminos. Nos mueve la posibilidad de que lo que en principio te daña, pueda curarte. Nos gustan las reconciliaciones. Los sabores múltiples. ¡Los cacahuetes! Nos motiva el avance, el progreso, el cambio, la esperanza…

Si tú también lo compartes, celébralo con nosotros. Con alergia o sin ella, escoge las Velarte que mejor te sienten, sigue avanzando y ¡meriéndate la semana de un buen bocado!