Blog

Todo sobre la dieta mediterránea

By 6 febrero, 2019 mayo 10th, 2019 No Comments

La Dieta Mediterránea es mucho más que una sencilla pauta nutricional rica y saludable, se trata de una de las más valiosas herencias culturales que tenemos en los países que bordean el mar Mediterráneo; un estilo de vida equilibrado que recoge todo tipo de recetas, maneras de cocinar, productos típicos, costumbres y un estilo de vida que nos diferencia del resto de europeos. Cosas como esta llevaron a la UNESCO a reconocer la Dieta Mediterránea como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Pero por encima de todo, nuestra querida Dieta Mediterránea destaca por la infinidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud que aportan los tipos de grasa que la caracteriza como el aceite de oliva, pescados o frutos secos, por las proporciones en los nutrientes principales que guardan sus recetas ricas en cereales, verduras de temporada y carnes, y por supuesto, por conseguir que disfrutar de sabrosos platos no esté reñido con llevar una alimentación saludable.

Para no perdernos demasiado en lo que es y no es Dieta Mediterránea, la Fundación Dieta Mediterránea nos plantea un decálogo para llevar una alimentación saludable:

El aceite de oliva como principal grasa de adición: sin duda es el aceite más utilizado en la cocina mediterránea. El aceite de oliva representa un tesoro dentro de nuestra dieta, dejando un sabor y un aroma únicos en cada una de nuestras recetas.

Consume alimentos de origen vegetal: verduras, frutas y hortalizas son esenciales para aportar vitaminas, minerales y fibra a nuestra dieta

Añade alimentos procedentes de los cereales a tu alimentación diaria: La pasta, el arroz y los cereales son importantes por su riqueza en hidratos de carbono, esenciales para aportar la energía que necesitamos cada día.

Siempre alimentos frescos y de temporada: Aprovechar los productos de temporada es importante, ya que nos permite consumirlos en su mejor momento de aportación de nutrientes y sobre todo de sabor.

Consumir diariamente productos lácteos: El consumo de leche, yogurt o queso aporta un equilibrio a nuestra flora intestinal.

Carnes rojas y procesadas con moderación: Demasiada cantidad de grasa animal puede ser perjudicial para nuestra salud. Se recomienda tomarlas en pequeñas cantidades o como parte de recetas con base de verduras y cereales.

Pescado en abundancia y huevos con moderación: El pescado, aunque de origen animal, tiene propiedades muy parecidas a las grasas de origen vegetal, que nos pueden ayudar frente a todo tipo de enfermedades cardiovasculares.

Fruta fresca como postre habitual: deja los dulces y pasteles para consumir sólo ocasionalmente.

El agua es la bebida por excelencia.

Actividad física todos los días: realizar ejercicios durante 30 minutos al día nos ayudará a conservar una buena salud.

Esta mezcla genuina de culturas e ingredientes que conforman la Dieta Mediterránea siempre ha servido de inspiración a Velarte.

Durante años nos hemos esforzado en recuperar los sabores de siempre, hacerlos más auténticos y por ello empleamos toda clase de ingredientes naturales, que nuestra tierra mediterránea nos proporciona, como la fibra, los cereales, los ácidos grasos Omega-9, el aceite de girasol alto oleico, las semillas o los hidratos de carbono, consiguiendo de esta manera un alimento completo y saludable que te ayudará a estar más sano.